Pulsera de identificación basada en el pulso cardíaco

Hoy en día, tenemos la necesidad de identificarnos en muchos sitios, incluso aunque no nos demos cuenta, al fin y al cabo, la llave de nuestro coche no es más que otra forma de asegurarse de que somos nosotros y no otra persona la que puede encenderlo; cuando abrimos nuestra computadora, tenemos que introducir contraseñas cada vez más complejas y en ocasiones difíciles de recordar, por ello una empresa Canadiense ha desarrollado una manera de unificar todas esas identificaciones a través de una pulsera biométrica denominada Nymi™.

 

Lo que hace diferente a esta tecnología de otras existentes como la identificación por Iris o por huella, es que esta tecnología utiliza como medio de autenticación un patrón del ritmo cardiaco obtenido directamente por su sensor incorporado, esto lo hace muy difícil de falsificar.

Ahora mediante esta tecnología, se aprovecha un nuevo parámetro que es nuestro electrocardiograma, o lo que es lo mismo, nuestro corazón. Al bombear sangre de forma regular por todo nuestro cuerpo, este órgano genera descargas eléctricas que pueden medirse, estas son diferentes para cada persona según varios factores, como la fisiología, posición del corazón y tamaño, que son tan únicas como las huellas dactilares, pero a diferencia de ellas no podemos simplemente copiarlas.

La primera vez que el usuario se coloca la pulsera inteligente, tenemos que crear un circuito con las dos manos para que el dispositivo lea nuestros valores, y a partir de ese momento, podremos usarla para identificarnos en cualquier lugar (que sea compatible), esto permite por ejemplo, tener control de accesos en áreas restringidas dentro de la empresa y muchas posibilidades más.

MSP ha desarrollado diversas soluciones empresariales, basadas en el uso de esta tecnología de reconocimiento mediante el ritmo cardiaco, acérquese a uno de nuestros ejecutivos comerciales para revisar su proyecto específico.

Leave a reply:

Your email address will not be published.