Ordenar comida sin llamar y monitorear el recorrido de tu repartidor ¡ya es posible!

Tener la posibilidad de pedir comida a domicilio los días que no tienes tiempo de ir a comprar, o que simplemente no quieres salir de casa, es un alivio.

Sin embargo, a veces el proceso para levantar tu orden vía telefónica es tan tardado, que prefieres ir tú mismo hasta el establecimiento.

Afortunadamente la tecnología avanza todos los días a pasos gigantescos y hoy en día te puedes evitar las molestias de que no te contesten, o te dejen demasiado tiempo esperando en la línea, o que te pidan que repitas varias veces tu orden.

La solución es muy simple: solo tomas tu celular, descargas una aplicación desde Apple Store o Google Play, entras a la aplicación del restaurante donde deseas ordenar, eliges el platillo de tu preferencia y envías tu pedido. Elijes tu forma de pago; si así lo deseas, en ese instante se ejecuta el cobro con cargo a tu tarjeta o puedes optar por realizar el pago en efectivo al arribo del repartidor.

En ese instante el establecimiento recibe tu orden y te asigna un repartidor.
Una de las cosas que menos nos gustan cuando ordenamos a domicilio es no tener la certeza del tiempo que tardará en llegar al repartidor, pues aunque la operadora nos dice un estimado, por lo general los tiempos de entrega no se cumplen.

Pero eso se acabó, a través de este tipo de aplicaciones, desde el momento que se concreta tu orden puedes saber con precisión en cuánto tiempo estará en la puerta de tu casa, pues desde tu celular puedes fijar la ruta de entrega y monitorear su recorrido.

Este tipo de sistemas son tan útiles para los clientes como para los establecimientos, pues los repartidores pueden visualizar las entregas que tienen asignadas desde el inicio de sus actividades, así como la ruta que debe seguir para evitar que se pierda y esto ocasione demoras.

El repartidor puede visualizar en su teléfono la orden que está por entregar, el nombre del cliente, la forma de pago, así como observaciones adicionales tales como “el domicilio se ubica a un costado de la tienda X”, “entrega en zona peligrosa” o “avenida reducida a un carril por obras. Tráfico lento”, de tal manera que el trabajador pueda tomar las previsiones necesarias.

Y si todo lo anterior ya te suena estupendo, aún hay más.

Este tipo de Apps como Food Delivery, permite al repartidor ofrecer a los clientes beneficios adicionales, como realizar pagos de servicios y recargas de tiempo aire, además de emitir facturas en tiempo real.

Y si algo del servicio no te gustó, el establecimiento recibirá tu comentario, queja o sugerencia, pues además la aplicación ofrece a los clientes la opción de calificar el servicio.

Cada vez son más los establecimientos que con la finalidad de hacerse más competitivos, están implementando este tipo de tecnología, así que la próxima vez que quieras ordenar comida, ya sabes que las Apps de este tipo son una opción inmejorable para elegir el tamaño de tu producto, agregar ingredientes extras y añadir cualquier detalle a tu pedido sin salir de casa, ni perder tiempo al teléfono.

Leave a reply:

Your email address will not be published.